Para habitar con estilo

Edición tras edición, la Feria Hábitat, en Valencia, España, se consolida como plataforma para el diseño made in Spain. El certamen reúne interesantes y variopintas propuestas, perfectas tanto para conocedores como para aficionados. AXXIS, invitada especial, estuvo presente. 0

Son cuatro días para recorrer igual número de pabellones con cientos de propuestas de mobiliario e iluminación, todos ubicados bajo el techo del recinto especializado Feria Valencia. Nombres como Alta Decoración, Diseño y Contemporáneo ―dos de este último― dan una pista de lo que el visitante encuentra. Sus pasillos constituyen la oportunidad de ver un collage de propuestas, que van desde pequeños emprendimientos hasta las más consolidadas firmas internacionales. 

Las cifras que presenta esta edición reflejan lo que percibimos en nuestro recorrido: la industria de mobiliario española toma fuerza y busca imponerse en el mercado internacional. En este 2018 tuvo un 13 % más de visitantes profesionales que el año pasado; asimismo, su crecimiento en cuanto a compradores internacionales fue de 24 % ―procedentes de Rusia (21 %), Portugal (18 %), Francia (16 %), Italia (8 %) y Reino Unido (5 %)― hasta completar un total de 56 mercados. La revista AXXIS asistió por segunda vez como invitado especial al certamen. De esta manera, aprovechamos el recorrido para elegir las que consideramos mejores propuestas de su edición 2018. 

Andreu World

Andreu World 

Con sesenta años de tradición, esta empresa española de mobiliario sobresale en la Feria Hábitat. Esto se debe a sus colaboraciones regulares, por ejemplo, con la reconocida arquitecta y diseñadora Patricia Urquiola. Desarrollaron en conjunto la silla Nuez, que en esta versión presentó una reedición con bases de metal y madera.  Por otra parte, el sofá modular Dado ―primera colaboración con el diseñador industrial argentino-suizo Alfredo Häberli― se robó el show. Su diseño se adapta a todo tipo de proyectos ―públicos, privados o institucionales― gracias a sus posibilidades de combinación, a un concepto estético singular y a un refinado trabajo de tapicería, el cual resalta por una serie de pequeñas tiras que definen la forma del asiento y, en especial, por sus costuras, que pueden hacer juego o ir en contraste. “La idea era presentar una pieza flexible, donde la persona pudiera desarrollar su propia composición. En este diseño neutral trabajamos mucho el confort y el detalle. Además, queríamos lograr un juego cromático”, explica Cristina Salavert, de marketing y comunicaciones de Andreu World.

Nomon

Nomon 

Esta empresa española, especializada en relojes para interior, nace del cruce entre el diseñador industrial José María Reina y la diseñadora de joyería Àngels Arrufat. Podría decirse que sus productos tienen un carácter especial, exclusivo, gracias al uso de materiales nobles, tratados con criterios de joyería en cuanto a sus acabados y presentación. Además, son hechos a mano en la ciudad de Barcelona, casi de manera artesanal.

Su colección Marble presenta relojes con estructura de mármol y agujas de latón pulido y nogal. Para lograr un alto nivel de refinamiento, el cuerpo se divide en dos partes, trabajadas por separado: una base de madera y una frontal de mármol Emperador o Sahara Noir. La pieza de madera maciza torneada separa el cuerpo de la pared para crear un juego visual que hace levitar al objeto y generar un contraste entre fuerza y ligereza.  “Somos conocidos por los tamaños grandes, tenemos relojes de hasta 1.40 metros. Además, somos los fabricantes oficiales de firmas como Poliform, Roche Bobois y Ligne Roset”, explica Xavi Jou, sales director de la compañía. También producen piezas accesorio como bares, consolas, percheros, toalleros y espejos, entre otros. 

Otras firmas sobresalientes en esta edición de la Feria Hábitat fueron Carmenes, Mobboli, Joquer, Point, Ondarreta y Expormim.

Sancal

Sancal

Tras siete ediciones ausente, esta firma española regresó a la Feria Hábitat con una colección que llamó la atención de los asistentes. Su nueva línea Jungla, una propuesta atrevida, colorida e impactante, fue una refrescante sorpresa. Inspirada en la riqueza de la naturaleza en su estado más salvaje y con el sentido del humor que caracteriza a la firma, esta colección pone a disposición una jungla falsa, con vegetaciones ilustradas y fieras acolchadas. 

Según Elena Castaño-López, directora de arte de la compañía, “todos los años presentamos colecciones distintas y, por norma general, colaboramos con artistas”. En esta oportunidad las ilustraciones empleadas fueron comisionadas a Egle Zvirblyte, artista de origen lituano afincada en Londres. Asimismo, asegura que “ampliamos un poco el tema del producto pequeño, ahora tenemos mantas, jarrones y una tipología de cojines estampados (…) siempre hemos hecho tapicería, mesas, sillas y sofás”.

El sofá Mousse, creado in-house por el diseñador Rafa García, era parte principal de su estand, pues con un estampado colorido en tono naranja ―un poco animal print y su forma modular, que permite personalizarlo en la dimensión requerida, captura la esencia atrevida de la colección, donde los acolchados con formas de animales en tamaños generosos están pensados para los más arriesgados. 

Viccarbe

Viccarbe

Con 19 años en el mercado, esta firma de mobiliario, originaria de Valencia, fue una de las sorpresas del evento. Ubicada en el pabellón Diseño ―el más interesante de todos―, su estand presentaba colaboraciones con reconocidos arquitectos y diseñadores industriales, como es el caso del español Jaime Hayón. 

Con Hayón lanzaron la segunda parte de Aleta, línea inspirada en el tiburón, compuesta por elementos de formas sinuosas. Sobresalía su silla Aleta ―dotada de reposabrazos―, una pieza cómoda y esbelta, con patas metálicas muy ligeras, que hacían liviano el objeto. “Este año extendimos la colección con butacas, silla con brazos y mesa bistró”, comenta Alicia Matallín, marketing manager de la compañía. La personalidad y carácter de Jaime Hayón ―que más que diseñador podría considerarse artista― permanecen en esta ampliación de la colección, inspirada en la fisonomía y el movimiento de los escualos. 

Momocca

Momocca 

La editora de diseño valenciana presentó Julia, un sistema de almacenaje modular de corte muy ligero y elegante. Con un diseño abierto en ambas caras, esta propuesta configurable se presenta como un lienzo donde colores, estructura y materiales permiten al usuario un interesante grado de personalización. 

Esta línea refuerza una apuesta de la firma por la calidad de los materiales y la adaptación a las nuevas tendencias del mercado. Para su composición emplea metales niquelados ―tanto en dorado como en cobre―, madera nogal, textiles y mármoles, lo que permite transmitir una mezcla entre calidez y exclusividad. “Además, sus posibilidades sin límite no precisan de anclaje a las paredes, son capaces de vestir espacios sin restricciones, libremente”, afirman sus creadores. Este sistema de mobiliario puede llegar hasta 1,90 metros de alto sin necesidad de asegurarlo a un muro. 

Sancal

//revistaaxxis.com.co

COMPARTIR