Recicle su ropa vieja y conviértala en una silla

La firma de diseño holandesa Planq aprovecha los desperdicios del sector textil e introduce al país mobiliario sostenible, pensado para convertir desechos en muebles. 0

¿Alguna vez imaginó convertir su jean en una silla? Esta marca holandesa está trabajando en el diseño sostenible en nuestro país.

Utilizamos desperdicios del sector textil para generar mobiliario con materias primas que normalmente queman, entierran o venden al mercado gris. Queremos contribuir a bajar el impacto ambiental de este mercado y demostrar a través del diseño, de manera simple, cómo se puede crear un mejor mundo”, afirma Niels van der Wijk, cofundador y CEO de Diseño de Holanda, empresa que representa en Colombia al estudio holandés de diseño
Planq.

¿Ya conoce las oficinas sostenibles de Greenpeace en Amsterdam? Acá le contámos por qué son la envidia de aquellos que cuidan el medio ambiente.

Fotografía cortesía: Planq

El mobiliario de la firma Planq aprovecha el textil desechado para crear la concha (estructura) de sus sillas y, a la vez, contribuir al cuidado del medioambiente: “Normalmente utilizan alrededor de 4 mil litros de agua durante la cadena de producción para un pantalón de denim. Nosotros empleamos el equivalente a diez jeans para fabricar una silla unusual, lo cual significa que al encontrarle nuevo destino al material –que no se transforme en desechos– aprovechamos casi 40 mil litros de agua por silla”.

Lea acá también cómo tener una casa sostenible en medio de los árboles.

Fotografía cortesía: Planq

Los colores para los asientos se relacionan con los textiles empleados: jeans para azul, sacos de café para beige, trajes para negro y uniformes militares para verde. “También hemos hecho proyectos con los uniformes de compañías como la aerolínea holandesa KLM”. El portafolio de la firma Planq está compuesto por más de veinte referencias con diversos diseños, disponibles en distintas tiendas de Bogotá y Medellín.

Fotografía cortesía: Planq

COMPARTIR