Reinventar la tradición

Dos volúmenes configuran este proyecto, dos construcciones que se asemejan en su forma, pero difieren en su materialidad. Las maneras de la arquitectura campesina, tradicional de nuestro país, dan origen a la definición tipológica y constructiva de esta casa.

0

Cubiertas a dos aguas en teja de barro, aleros que dibujan sombras donde la temperatura disminuye y muros gruesos de tapia que resguardan interiores frescos, donde la luz del sol entra por ventanas profundas.

La arquitecta holandesa Julie-Anne van Gemert, radicada desde 2010 en Barichara, Santander, donde está ubicada esta casa, no solamente replica los recursos arquitectónicos locales, sino que los interpreta y los reinventa. Si bien el cuerpo que contiene las áreas privadas –las habitaciones– recoge fielmente la tradición vernácula del contexto, la zona social –el segundo volumen– se diseña como un espacio delimitado por persianas de madera que se abren y cierran a través de un mecanismo que pliega las fachadas para diluir los límites del interior.

Este elemento perimetral, cuya carpintería de madera estuvo a cargo de Javier Saavedra y su sistema estructural de acero de Jorge Suárez, se transforma en una pérgola que filtra el resplandor exterior y lo deja entrar tamizado, domesticado.

Los dos volúmenes se tocan en un zaguán que da acceso a la casa; allí, un mosaico de baldosas azules y una puerta del mismo color remiten a la cultura material holandesa, un pequeño recuerdo del lugar de origen de sus propietarios. En el interior, materiales reciclados y un mobiliario austero conforman una atmósfera despojada de excesos. Pisos vaciados de concreto pulido, estructuras y cielos de madera, muros blancos y una cocina construida como un mueble central dan como resultado una arquitectura sencilla y clara que renuncia a una vanidad ostentosa en favor de configurar una vida cotidiana cercana a su entorno, a los árboles y las piedras que salpican la topografía donde se erige.  Arquitectura: Julie-Anne van Gemert.

//revistaaxxis.com.co

COMPARTIR