Unos arquitectos colombianos participaron en el diseño de un monumento nacional en Singapur

El lugar escogido para el proyecto plantea desde el primer momento la necesidad de construir un edificio singular, capaz de atraer al público, de generar recordación y de enaltecer los valores de una nación. 0

El lugar escogido para el proyecto plantea desde el primer momento la necesidad de construir un edificio singular, capaz de atraer al público, de generar recordación y de enaltecer los valores de una nación. La respuesta la encontró Taller de Arquitectura de Daniel Bonilla en la idea de traer las montañas, (tan singulares de los pueblos de aquellos que se unieron  para crear Singapur) al frente del agua, crear un “Nuevo Horizonte” para el orgullo y disfrute de sus habitantes y visitantes.

Fotografía: cortesía Taller de Arquitectura

Un Nuevo Horizonte  en el costado de la bahía menos habitado, un edificio-paisaje de 8 colinas con un valor simbólico: 5 de las cuales representan cada valor e ideal de los fundadores, 1 el national pledge, y las 2 adicionales están destinadas para celebrar el rito de entrar y salir.

Fotografía: cortesía Taller de Arquitectura

Un edificio topográfico que en su exterior se explaya para conformar el parque y se convierte en un variado mirador para todas aquellos que deciden recorrer únicamente el parque. Al interior, por medio de una narrativa coherente y lineal los visitantes habitaran espacios singulares – pabellones, que buscarán celebrar el nacimiento de una nación que contra todo pronóstico logró nacer.

Conozca a continuación el Museo Histórico de la Memoria 

Fotografía: cortesía Taller de Arquitectura


Cliente: Singapore Institute of Architects
Colaboradores: Cesar Grisales, Akira Kita, Andrés Gutiérrez, Ixa Bachman
Practicantes: Faber Gutiérrez, Sebastian Guerrero
Renders: Monomo

Fotografía: cortesía Taller de Arquitectura

COMPARTIR