Un templo anglicano fue renovado y ahora es un sorprendente y creativo hogar

Los artistas sudafricanos Sarah Pratt y Andrew Lovell no suelen asistir a la iglesia, pero allí pasan gran parte de su tiempo. Este amplio salón del templo anglicano de Woodstock, en Ciudad del Cabo, fue totalmente renovado para albergar un acogedor y creativo hogar. 0

Estábamos aterrorizados”, dice Sarah Pratt sobre la experiencia inicial de mudarse de una pequeña casa en el suburbio del Observatorio, en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, a lo que entonces era un intimidante espacio de 420 metros cuadrados en el salón de la iglesia anglicana de Woodstock.

“Buscábamos un lugar donde pudiéramos vivir y Andrew trasladara su estudio para trabajar. Vimos algunos en la ciudad, pero en su mayoría eran demasiado industriales y de acceso complicado. Un amigo mío, agente de bienes raíces, tenía este salón y firmamos.

Pero cuando nos pasamos, la realidad nos golpeó. No tenía agua caliente ni baño. Cuando desempacamos nuestras cosas, no estuvimos ni cerca de llenarlo. El eco era aterrador”, afirma la propietaria. Eso ocurrió en agosto de 2013. Sarah y su compañero y colega artista, Andrew Lovell, pasaron meses en un estado de miedo inducido por el espacio. “Seis meses después de mudarnos todavía teníamos cosas en cajas contra las paredes. No hicimos nada excepto discutir sobre nuestras amplias opciones”, recuerda. “El sentimiento de hogar surgió un año después”, agrega Andrew. Fue, apropiadamente, en una fiesta temática de monjas y vicarios.

A los visitantes de hoy les costaría creer la historia. En la actualidad, la casa de Sarah y Andrew habla de una enorme confianza creativa, incluso de audacia. Las particiones que implementaron demarcan áreas funcionales y con un propósito distinto, sin disminuir la apreciación del espacio mayor.

Desde la antigua entrada de la iglesia hasta la cocina, el comedor y la sala de televisión, ubicados en un nivel inferior, exactamente debajo de lo que antes era el escenario y ahora es la habitación principal, hay un aura de misterio, de descubrimientos nuevos y fortuitos. Es una sensación de aventura lúdica.

El impacto de este proyecto se debe, en un gran porcentaje, al posicionamiento del estudio de Andrew. Ubicado al centro y a la izquierda de la planta, es el elemento que ayuda a configurar todas las nuevas zonas, es el punto de apoyo para crear un espacio fluido. Y la decisión, aparentemente simple, de insertar ventanas de vidrio en la base original del escenario fomenta una sensación de conexión, que elimina la brecha entre la sala de televisión, el comedor y la cocina – ubicados en el nivel inferior– y la gran área, laextensión del salón original de la iglesia.

Pero dada la escala gigantesca del espacio, lo más notable es que Sarah y Andrew no se ven eclipsados por él. En cambio, este hogar de 420 metros cuadrados –que se adapta fácilmente a multitudes de más de 500 personas– ha sido completamente colonizado por la energía creativa de esta pareja.

Copie este estilo

A continuación, algunos sencillos consejos para que pueda imitar en su hogar el interiorismo propuesto en esta casa sudafricana.

➔ Divisiones espaciales
“Piense mucho sobre dónde ubicar las divisiones del área y cómo quiere que cada ambiente funcione e interactúe con el todo”, aconseja Andrew. Ellos vivieron en la gran sala abierta durante seis meses antes de demarcar las diferentes zonas y levantar tabiques. La madera contrachapada funciona bien para crear nuevas paredes con un presupuesto ajustado, pero debe atornillarse a los pisos y sujetarse para mantenerla recta.

Es una buena manera de componer un gran pasaje de entrada o la forma más rápida de construir un muro de galería para colgar obras de arte.

➔ Efectos de la pintura
El uso de la pintura ayuda a demarcar y separar las áreas; además, da cohesión visual. Un ejemplo de esto son las paredes en tono pistacho de la habitación principal, color que se repite en el sillón y en las plantas de toda la casa.

Los colores, elegidos con cuidado, se pueden emplear para acentuar el sentido del pasado del edificio original, como la forma en la que Sarah usó el gris y el blanco en el vestíbulo de entrada para recordar los días en los que su hogar era el salón de una iglesia. Características visuales llamativas se logran fácilmente con pintura, como el vibrante armario del dormitorio principal.

➔ Aproveche las telas
Se pueden emplear grandes extensiones de este material para lograr un efecto dramático y establecer un diálogo espacial entre las áreas, como el uso del decorado en blanco y negro en el techo del escenario –ahora dormitorio principal– y las cortinas que separan la habitación auxiliar del hall de entrada.

La tela también puede utilizarse para crear cohesión visual y unir espacios dispares, en este caso, con los cojines amarillos recurrentes en las diversas áreas.

➔ Estantería de madera

Uno de los mayores problemas en un gran espacio de planta abierta es la falta de almacenamiento, resuelto aquí por estanterías de madera cuidadosamente posicionadas, como las que contienen la colección de vinilos de Andrew. También sirven como divisores espaciales y brindan privacidad. ■

COMPARTIR