Todeschini presentó su nueva colección Ser

Retro, contemporáneo y urbano industrial son corrientes diversas que se unen en Ser, la nueva colección de la firma de origen brasileño Todeschini.

0

Las propuestas de esta firma brasilera –con más de 200 tiendas en el mundo y radicada en Colombia hace tres años– buscan alejarse del diseño en serie o de catálogo. Por eso preparan a sus diseñadores para que ofrezcan soluciones que se adapten milímetro a milímetro a la necesidad y estilo de vida de cada persona.

Fue precisamente esa forma de trabajar la que inspiró Ser, la nueva colección de la marca. “La intención es entender que en el mercado existen diferentes perfiles, gustos y formas de comportarse. Tras investigar, identificamos tres roles: el ser retro, el contemporáneo y el urbano”, explica Matías Revello Vázquez, arquitecto uruguayo de la firma Vázquez Arquitectos y asesor de Desarrollo de Producto de la compañía.

Retro: el estilo de vida de las décadas de 1950, 1960 y 1970 aparece en una relectura moderna y hace de esta una propuesta dinámica, de alto impacto visual. Piezas que ya son clásicos de la compañía regresan en esta línea, que explora elementos emocionales y nostálgicos, así como los colores vibrantes y sobrios. “Por ejemplo hicimos una reedición de la cocina Lomo, que es muy importante en la historia de Todeschini, pues mucha gente en Brasil la tiene en su memoria afectiva”, comenta Revello.

Contemporáneo: las tendencias más actuales de diseño dictan las características de esta línea, que presenta aspectos minimalistas y explota la simplicidad en las formas y líneas rectas. Considerando que “menos es más”, en la colección Ser.

todeschini-colombia-revista-axxis-1

Ese concepto aparece en la mixtura de referencias modernas y clásicas, creando una composición limpia y acogedora. Materias primas como el vidrio y revestimientos similares a piedra, cemento, metal, acero, mármol y maderas claras son parte de esta propuesta.

Urbano industrial: aquí son protagonistas elementos y colores que recuerdan las calles y las industrias metropolitanas. Los elementos que componen esta atmósfera aparecen estilizados en los materiales que rememoran a la madera desgastada, la lona, los engranajes y las piezas de maquinarias.

Así mismo, la estética hipster de ese estilo de decoración está imponiéndose por su fuerte personalidad, pero también tiene un pie en la sustentabilidad, ya que en esencia su objetivo consiste en reutilizar las viejas estructuras y elementos que pasan solo a través de un proceso de renovación.

“Cada dos años buscamos introducir nuevos elementos, pero nunca una colección elimina a la anterior. Por ejemplo, la línea Ser agrega componentes a su predecesora, Identidad. Siempre buscamos complementar, no lanzar modas”, concluye Revello.

//revistaaxxis.com.co

COMPARTIR