Tradición y evolución

Wuyuan Skywells es un retiro auténtico de lujo en la China rural. Este proyecto captura la esencia de una época pasada en el pueblo Yan. El diseño se centró en la preservación en lugar de la modernización de una propiedad al estilo Huizhou de 300 años de antigüedad en la provincia de Jiangxi, este de China. 0

El hotel lleva el nombre de la traducción al inglés de “Tian Jing”, una característica arquitectónica regional que consta de patios estrechos que dejan pasar la luz del día en las habitaciones circundantes. Uno de los requisitos clave era preservar no solo los artefactos recuperables, sino también recrear la grandeza y la elegancia asociadas con la mansión, que, debido a su ubicación remota, tuvo la suerte de sobrevivir a una tumultuosa China del siglo XX. Habiendo sido una vez una posada para comerciantes que atravesaban la región, el edificio había sufrido mucho abandono durante la mayor parte del siglo XX y también era un refugio para los soldados chinos que luchaban contra la invasión japonesa.

El equipo de anyscale Architecture Design que ejecutó el proyecto, respetó y honró la historia y las características arquitectónicas locales y restauró de tal manera que las generaciones actuales y futuras puedan entender y apreciar el diseño tradicional. Esto requería el sacrificio de métodos que combinarían características modernas y tradicionales de formas que pudieran parecer atractivas para la estética reinante, pero que, sin embargo, no destruyeran el valor intrínseco de la propiedad. Se conservaron elementos originales y tradicionales en las áreas públicas, mientras que los espacios más privados para los huéspedes se contemporizaron con accesorios lúdicos y comodidades modernas, con el diseño interior de las 14 suites dominado por una mezcla de neutros cálidos y fríos intercalados con colores de acento brillantes ocasionales.

Un aspecto único de la propiedad era el marco de madera interno, tallado en áreas públicas. Dado que gran parte del marco había sido destruido debido a un grave descuido, el equipo buscó y contrató los servicios de Yuzong, un artesano local talentoso con la habilidad y experiencia necesarias. Además de la restauración básica, también rindió reemplazos para esculturas decorativas irrecuperables según los diseños tradicionales y sus propios diseños adaptados. Sus tallas de reemplazo para la viga principal en el área de entrada son particularmente significativas, ya que emplean motivos inspirados en los antecedentes y la historia de los clientes.

De esta manera, los aspectos culturales de la propiedad no solo recibieron una renovación, sino que también se actualizaron para reflejar un nuevo capítulo en el legado del edificio. Aunque el edificio cuenta con elementos Tian Jing, las habitaciones y suites en sí no cuentan con ventanas generosas. Para evitar contaminar la apariencia externa y la arquitectura original, el equipo introdujo paneles de celosía en las paredes que dan a los pozos y una iluminación artificial de alta calidad. Las paredes de ladrillo y barro fueron restauradas y reconstruidas según la tradición local y mantienen la estructura fresca durante los veranos calurosos. En términos de uso de energía, el hotel tiene un mejor nivel de aislamiento térmico y gestión de aguas residuales que el estándar local.

//revistaaxxis.com.co

COMPARTIR