Neoclásico contemporáneo brasileño

Ubicado en São Paulo, corazón de la historia de la arquitectura brasileña, el proyecto AQH presentó un desafío para Coletivo Arquitetos a la hora de transformar un apartamento neoclásico en un espacio de vida contemporáneo. 0

Las paredes se derribaron y el interior se reorganizó por completo para proporcionar una mayor integración y flujo entre los espacios. Solo se conservaron dos de las habitaciones originales. El apartamento fue repensado para incluir espacios en sintonía con los estilos de vida modernos y el gusto de los nuevos residentes, una pareja joven con pasiones gemelas por el arte y la naturaleza.

La premisa básica del proyecto era “vivir con arte y jardín”, una idea reflejada en los espacios, que presentan tanto elementos naturales como piezas de diseño. Un jardín con árboles frutales fue creado en el balcón. El jardín le da al apartamento la calidez y el atractivo de una casa y crea un amortiguador entre los espacios de vida y el horizonte de la ciudad. El resultado es una transición suave a la ciudad y una extensión del espacio habitable del apartamento.

Las esferas luminosas de Bocci, rodeadas de vegetación, dan un tono escultórico. Los propietarios aprecian especialmente las esferas, que se usan en todo el apartamento. El núcleo de hormigón se expuso para crear una vitrina para una selección rotativa de obras de arte. Como las piezas cuelgan de cables de acero, se pueden cambiar o mover fácilmente. obras  de Alex Katz, Vik Muniz, Abraham Palatinik, Ernesto Neto, Janaina Tschape, Leda Catunda, Nazareno, Alex Prager y Ron Galella, llena de arte el espacio. Una abertura en la estructura de hormigón conduce a una bodega con paredes de acrílico transparente en donde el vino es la estrella del espectáculo. Los diseños de autoría y la atención al detalle son características del proyecto de este apartamento.

Sobre Coletivo Arquitetos

Cesar y Daniela Coppola comenzaron su propia firma de arquitectura en 2000, poco después de graduarse en Arquitectura y Urbanismo en la Universidad Presbiteriana Mackenzie en São Paulo. Hambriento de conocimiento y en busca de desarrollo profesional, Cesar se fue a Europa para estudiar arquitectura contemporánea, mientras que Daniela se graduó de la Fundación Armando Alvarez Penteado. En 2004 se unieron a un grupo de arquitectos, compañeros de clase y profesores para desarrollar un proyecto para una cadena de tiendas con Bernardes + Jacobsen Architecture, comenzando una asociación sólida que duraría una década. En 2005, fundaron Coletivo Architects, una firma enfocada en la excelencia en la arquitectura. El trabajo de Coletivo Architects se define por un enfoque creativo basado en el arte y el buen vivir, el rigor técnico y práctico en el diseño, la atención meticulosa a los detalles y la estrecha supervisión de todo el proceso.

 

//revistaaxxis.com.co

COMPARTIR