Un campus inspirado en la antigua Grecia

Una fachada de cristal con figuras estampadas, es una de las más recientes creaciones arquitectónicas de la firma Snøhetta. La construcción hace parte de La Universidad de Ryerson en Toronto, Canadá. 0

El edificio de ocho pisos de altura y un área de 14.400 metros cuadrados, es una prominente estructura que sobresale por su fachada de vidrio ligera y diáfana que permite que la luz sea calida y variable en los diferentes espacios interiores. Su diseño sostenible (casi el 50 por ciento de su techo es verde) además de cumplir con los requerimientos LEED Plata, proporciona ambientes ideales y tranquilos para los estudiantes.

La nueva sede cuenta con una plaza elevada, un puente que conecta con la biblioteca existente y una serie de diferentes espacios académicos, de estudio y de colaboración. La firma noruega Snøhetta, que trabajó de la mano con el equipo de arquitectos de Zeidler Partnership Architects, logró darle una nueva identidad, más contundente y moderna a la universidad que se conecta mejor con el entorno urbano.

Cada planta tiene su propio estilo con zonas abiertas, cerradas, con terrazas y muebles flexibles, todas generosas  para inculcar el estudio y el  intercambio de conocimiento.

Inspirados en los espacios de la antigua Grecia, donde el aprendizaje era inherentemente social, la firma diseñó exclusivos y generosos espacios para promover la reunión y la socialización.

La estructura de concreto revestido en vidrio poroso impreso digitalmente, reduce al mínimo la ganancia de calor solar y permite tener diferentes condiciones de luz dentro del recinto. Los patrones de la fachada, de formas asimétricas pretenden enmarcar distintas panorámicas sobre la ciudad y darle una nueva identidad a este campus universitario incentivando el éxito educativo y la cultura de colaboración y la creatividad de los estudiantes.

revista axxis de arquitectura

//revistaaxxis.com.co

 

 

COMPARTIR