Un homenaje al defensor del Modernismo Orgánico

El Museo de Diseño de Vitra rinde un homenaje a Hans Jørgensen Wegner. Uno de los íconos más influyentes y reconocidos del diseño danés. 0

Las sillas Wishbone, Peacock y Round del diseñador de muebles danés Hans Jørgensen Wegner (1914-2007) son tan solo un diminuto ejemplo del legado que dejó una de las figuras más significativas en el diseño escandinavo de posguerra. A pesar de sus nombres a menudo sin pretensiones, muchas de sus piezas se han convertido en clásicos del diseño del mueble moderno. Unen la artesanía danesa, con un expresivo funcionalismo estético y práctico.

Silla Three-Legged Shell, 1963. Foto: Jürgen Hans.

El museo Vitra Schaudepot en Weil am Rhein, Alemania, presenta una selección de los diseños más importantes de Wegner e ilumina los detalles de fondo y contexto histórico en el que fueron creados. La exposición se complementa con diversas fotografías y películas que ilustran el proceso y los principios de diseño del célebre diseñador danés. Los trabajos de sus contemporáneos se exhiben en el Vitra Schaudepot, junto con objetos históricos que sirvieron de inspiración para el diseñador. Hans J. Wegner recibió su formación (1936-1938) como ebanista en la Escuela de Artes y Manualidades de Copenhague.

Pertenecía a una generación de diseñadores, entre ellos Arne Jacobsen, Børge Mogensen, Finn Juhl y Poul Kjaerholm, que trajeron reconocimiento mundial al diseño escandinavo en la era de la posguerra. En el transcurso de su carrera, Wegner creó más de 1000 diseños, de los cuales alrededor de 150 todavía se producen. Conocido como el fabricante de muebles más productivo de su generación, jugó un papel importante en la configuración del estilo que se ha llegado a conocer y valorar como diseño de mueble escandinavo.

La casa de Wegner.

Con su dominio de las técnicas de carpintería, el ebanista capacitado integró su conocimiento como artesano directamente en sus diseños. Sus trabajos se caracterizan por su manejo cuidadoso de la madera y un entusiasmo por los pequeños detalles. Respondió a la escasez de recursos de la época con diseños altamente eficientes en materiales, en estricto cumplimiento del principio de “no más que absolutamente necesario”. Wegner no se esforzó por el ascetismo puro o la austeridad extrema, sino que incorporó libremente formas expresivas como un defensor del Modernismo Orgánico. Se inspiró en los clásicos del diseño de muebles modernos o muebles históricos de culturas extranjeras y los reinterpretó a su estilo propio. La exhibición curada por Heng Zhi, estará abierta hasta el 3 de junio de 2018 en las instalaciones del Museo de Diseño de Vitra.

Silla Wishbone, 1949. Foto: 1stdibs.

//revistaaxxis.com.co

COMPARTIR