Un nido de abejas en medio del desierto

La oficina de Zaha Hadid entregó su más reciente proyecto en Arabia Saudita. 0

La estrategia principal de organización del diseño es un sistema celular, parcialmente modular que integra diferentes edificios departamentales como un único conjunto con espacios públicos interconectados. KAPSARC (Centro de Estudios e Investigación del Petróleo Rey Abdullah) es una institución sin fines de lucro dedicada a la investigación independiente de políticas que contribuyen al uso más eficaz de la energía para proporcionar bienestar social en todo el mundo.

Las estructuras de nido de abeja prismáticas hexagonales utilizan el menor material posible para crear una red de celdas dentro de un volumen dado. Este principio estructural y organizacional determinó la composición de diseño como una amalgama de formas cristalinas que surge del paisaje desértico, evolucionando para responder mejor a las condiciones ambientales y los requisitos internos del programa. La rejilla de panal se comprime hacia su eje central como una extensión del wadi natural que corre hacia el oeste.

El diseño modular genera estrategias organizacionales, espaciales y estructurales consistentes que impulsan todos los elementos del plan. Los seis lados de las celdas hexagonales también ofrecen mayores oportunidades para una mayor conectividad en comparación con celdas rectangulares con solo cuatro lados.

Los cinco edificios de que componen el proyecto difieren en tamaño y organización para adaptarse a su uso. Cada edificio se divide en sus funciones componentes y se puede adaptar para responder a los cambios en los requisitos o métodos de trabajo. Se pueden introducir fácilmente celdas adicionales extendiendo la rejilla de panal para la futura expansión del campus de investigación. La disposición específica y la forma de los edificios contribuyen a suavizar la luz y el calor intensos de la meseta de Riyadh.

Los edificios del campus rodean un gran patio público a la sombra de doseles apoyados en un bosque de columnas de acero hechas a mano. Presentando un caparazón sólido y protector a la dura luz solar del sur, el campus se abre al norte y al oeste; alentando los vientos predominantes del norte para refrescar el patio durante los meses templados y facilitando las conexiones con cualquier expansión futura del campus hacia el norte, así como también creando conexiones con la comunidad residencial del investigador hacia el oeste.

Privilegiar al peatón, a cada uno de los edificios dentro del campus se ingresa a través de este patio público central que también sirve como un espacio de reunión y enlace entre los edificios durante las estaciones templadas. Un enlace subterráneo también conecta los edificios principales en el campus para su uso en las épocas más calurosas del año.

Con su caparazón fuerte en el exterior que protege contra los extremos del clima, la arquitectura de KAPSARC es porosa en su interior. Células hexagonales específicas, estratégicamente ubicadas dentro de cada edificio se dejan abiertas para crear una serie de patios protegidos que llevan la luz del día suavemente controlada al interior.

Orientado a las condiciones del sol y el viento, las formas cristalinas de las celdas arquitectónicas prismáticas ganan altura hacia el sur, oeste y este para proteger los espacios internos de la luz solar directa, mientras que los patios interiores están orientados al norte y noroeste para atraer la luz solar indirecta.

//revistaaxxis.com.co

COMPARTIR