CASA DE TRADICIONES VIGENTES

Las cubiertas a dos aguas con tejas de barro, los amplios aleros y muros blancos de esta casa se adaptan con eficiencia y funcionalidad a la naturaleza y al clima variable del suroeste antioqueño. Diseño de Zapata Santamaría arquitectos. 0

¿Quién puede cuestionar la actualidad de diseños intemporales como la silla Thonet, la hamaca de San Jacinto o el sombrero vueltiao? A la hora de diseñar su casa de campo, la familia de arquitectos integrada por Mauricio Zapata, Catalina Santamaría y su hija, Sofía Zapata Santamaría, hicieron un profundo análisis de las condiciones que imperan en el suroeste de Antioquia y llegaron a la conclusión de que, frente a un clima cálido que se alterna con el viento y la lluvia, entre praderas y con el telón de fondo de las montañas andinas, la inspiración de la arquitectura tradicional ofrecía soluciones prácticas y eficientes, con una expresión estética del todo adecuada a la naturaleza agreste del entorno.

Con un lenguaje arquitectónico que recuerda a las haciendas típicas de la región, la casa de los Zapata Santamaría desarrolla un programa de espacios innovador y audaz que obedece a los planteamientos, deseos y requerimientos de tres arquitectos enamorados del diseño y cada uno con un gusto y estilo característico.

Tras resolver el aspecto general de la construcción, los arquitectos idearon una distribución abierta, en la que los distintos cuerpos del conjunto crean patios y espacios de aislamiento que permiten que la naturaleza y el clima hagan parte del diseño.
Un volumen en forma de “L” contiene cuatro habitaciones y el espacioso estar frente a la piscina. A diferencia de otros esquemas, las alcobas, todas principales, están distribuidas en los extremos para lograr el máximo aislamiento entre ellas.

El estar, que integra la sala y el comedor, es una generosa área de sombra abierta al patio, donde crece un samán, y a la piscina, que tiene la forma del recodo de un río. “Hicimos como veinte planos de la piscina hasta dar con una forma natural, con el fondo trabajado en varios niveles para proporcionarle un uso más variado”, explica Mauricio.

El segundo cuerpo, paralelo al tramo donde se ubica la zona social, se encuentra ocupado por una cocina aislada e independiente que permite concentrarse en prolongadas preparaciones. Mientras están listas, una barra auxiliar frente al comedor surte de bebidas y refrigerios a los anfitriones y a sus invitados. Junto a la cocina se halla el área de servicios y, a continuación, se extiende un cobertizo que sirve de parqueadero y como sitio para ensillar los caballos, para lo cual tiene a un lado un cuarto de monturas. En el extremo de esta ala, la casa del mayordomo le da un ambiente de confort al personal residente y su familia.

revista-axxis-zapata-cuarto

Para la decoración y el amueblamiento, los arquitectos quisieron expresar su gusto por los objetos y el diseño con una variada colección de piezas que muestran diversas formas y estilos de las culturas tropicales de varias partes del mundo: sillas de Bali, máscaras y telas africanas, y un baúl bajo y una plataforma de carga para poner en el lomo de un elefante, convertida en mesa de centro, de la India.

El sabor artesanal de estas piezas se alterna con otras contemporáneas, y todo el conjunto comparte una gama de tonos naturales como el blanco del algodón y el marfil, el ocre del mimbre y la madera, el marrón del cuero y el negro de los accesorios de hierro fundido.
Aparentemente rústica, la casa tiene sutilezas de diseño como las puertas pivotantes y correderas que instalaron sin marcos para no interrumpir la continuidad de los muros; las celosías de roble rústico en las ventanas que controlan la luz y permiten el paso del aire, y la madera de los cielorrasos y de las estructuras de cubierta trabajada con un acabado tipo wash que le da un sosegado tono de ceniza.

Convencidos de la validez de ciertos principios ancestrales y guiados por su conocimiento y experiencia en el diseño contemporáneo, los Zapata Santamaría crearon un lugar para vivir y disfrutar el entorno que, más allá del aspecto exterior, responde a su forma de ser y a su estilo de vida.

//revistaaxxis.com.co

COMPARTIR