Una ventana al lago

El estudio de arquitectura YH2 buscó con esta casa la esencia del concepto de la cabaña. Una vivienda de madera cálida y sencilla, abierta a la naturaleza y a un lago tranquilo. 0

La casa se encuentra en el sitio de una antigua cabaña familiar, a pocos pasos de las costas de Lac Plaisant en la región de Mauricie en Canadá. Gracias a su simplicidad, moderación y refinamiento, el proyecto encarna el intento del arquitecto de capturar la esencia de la vida de cabaña, una casa de madera diseñada para las vacaciones y que permite una verdadera comunión con la naturaleza. Con una construcción de madera por dentro y por fuera, el único hastial grande de la casa cubre todos los espacios de vida. Situado en una pequeña planicie, su es base invisible. El hogar es un volumen puro y ligero.

De arquitectura moderada y escala modesta, la casa está en sintonía con lugar y el lago. El exterior, tanto en el techo como en las paredes, está revestido por completo en tablas de cedro blanco. Ambos lados largos del edificio cuentan con tres paneles de vidrio grandes y altos, lo que permite transiciones sin problemas entre los espacios interiores y exteriores.

El lado sur es todo vidrio, creando un vínculo directo entre el lago y los espacios habitables, dispuestos debajo de un gran hastial de doble altura que se extiende hacia afuera para cubrir un pequeño porche. La transparencia total de la fachada sur permite la entrada de abundante luz solar en otoño e invierno, mientras que los árboles maduros entre la casa y el lago moderan el sol de verano y proporcionan un alto grado de privacidad en la temporada de navegación.

El marco del globo las y vigas de madera expuestas pintadas de blanco, le dan al edificio un ritmo único de sombra y luz. La cabaña tiene un carácter relajado. Es una verdadera casa de campo familiar con capacidad para 12 personas en dos habitaciones en la planta baja y una gran área para dormir abierta en el segundo piso. Esta casa de campo expresa el arte de vivir: una forma de vida suave, simple y pura. 

//revistaaxxis.com.co

COMPARTIR