Vivir en 36m²

En este proyecto cada centímetro vale oro. Siguiendo la tendencia global del co-living, el estudio de diseño colombiano Ekoomedia resolvió de forma inteligente un refugio activo y multifacético, en donde cada pieza tiene su razón de ser. 0

Ubicado en el norte de Bogotá, este proyecto se adapta al estilo de vida de los jóvenes trabajadores y emprendedores contemporáneos. El diseño de este apartamento de 36m2 de área estuvo a cargo de las arquitectas Sandra Arciniegas y Yesika Gómez de Ekoomedia, quienes a su vez, recibieron por parte de Constructora Bolívar la tarea de resolver inteligentemente este espacio.

“El encargo fue la concepción del concepto y personalidad del proyecto Park Living, y a partir de este desarrollamos el diseño interior de los espacios comunes, y el apartamento modelo debía ser una extensión de estos, en donde se teníamos que representar la tendencia de nuevo estilo de vida”, comentan las arquitectas. “La inspiración principal para este apartamento que fue recibido por parte del cliente sin acabados ni divisiones fue la vida de una pareja joven (millenial), para la que las experiencias son mas importantes que las posesiones, y disfrutan mayormente de los viajes y la vida social; a pesar del área tan reducida para el cliente también era muy importante la integración de las mascotas en el concepto”, agregan.

Así que el desafío era generar espacios totalmente funcionales, y resolver el principal problema que se tiene con las viviendas de este tipo, sobre todo, el poco espacio para almacenamiento. “Para esto el desarrollo del mobiliario fijo fue muy importante. Fue diseñado pensado en el espacio y su uso práctico y multifuncional. Pero también nos sirvió para dar el carácter a partir del uso de diferentes texturas, ya que una de las cosas que queríamos destacar en el diseño era la calidez, y que mejor que con el uso de las maderas que está presente en cada espacio. Algunas veces pintada de un color sólido, pero en su mayoría mostrando la beta”, afirma Arciniegas.

Para la arquitecta, lo que para muchos podría haber sido una decisión arriesgada para ellas fue un potencializador. Como contraste utilizaron elementos metálicos, tanto en el mobiliario móvil como en las divisiones tipo french door, que también aportaron el toque moderno y de luz, este último de gran importancia ya que se buscaba generar espacios independientes, pero sin cerrarlos. “La utilización de colores se hizo de manera muy controlada y solo en forma de acentos, azul, rojo y morado”, añade.

El protagonista de este diseño es la zona social, la cual esta totalmente integrada en un mismo espacio. El mueble de la cocina que está enmarcado por una línea blanca de almacenamiento superior, se convierte en biblioteca y esta a su vez en sofá, el cual cumple también con la función de cama para huéspedes. El comedor es una barra plegable que sale del cajón junto al horno. El mueble divisorio hacia la habitación, cumple con la función de articulador. Con cajoneras en la parte superior e inferior y la base de tv giratoria, permite una división permeable entre espacios.

Tras la cocina esta la zona del estudio, la cual cuenta con buena iluminación gracias al muro bajo y la división tipo french door. El escritorio tiene integrado la cama para el perro y un cajón donde se guardan los platos de comida de las mascotas. “A destacar está el muro enchapado en madera, con el cual no solo quisimos hacer un juego de llenos y vacíos, sino es una propuesta para lo que seria el gimnasio para gatos”, comenta Sandra Arciniegas.

Un gran empeño en los detalles es evidente en la zona de ropas en donde se buscó que fuera lo más funcional posible, incluyendo espacio para almacenamiento y accesorios como mesa para planchar, porta escobas y canasta de ropa sucia.

El mayor desafío fue fue generar un ambiente amplio en la habitación, pero que a su vez, contara con el espacio suficiente de armario para que una pareja pueda convivir armónicamente. “ Y es que quien no se ha enfrentado a esa problemática a la hora de buscar vivienda nueva, sobre todo nosotras las mujeres, por lo general necesitamos mucho lugar donde guardador los zapatos, las carteras, etc.… Para esto dispusimos el closet en la parte posterior, de esta manera pudimos ganar más espacio y generar una división del closet para el y ella”, agregan las arquitectas.  Las mesas de noche se integraron limpiamente al diseño. La cama cuenta con un sistema de brazos, el cual permite tener compartimientos en la parte interna.

“Con este diseño quisimos mostrar que sin importar el tamaño, si se aprovecha bien el espacio puedes contar las mismas zonas que componen una vivienda convencional y la utilización de muebles multifuncionales hacen que el almacenamiento no sea un problema”, concluyen.

//revistaaxxis.com.co

COMPARTIR