Conozca la sorprendente oficina la multinacional Mondelez en Bogotá

Por Fotografía: Diego Rojas, Cortesía: ATXK
/
Marzo
17 - 2020
El principal objetivo de este proyecto era generar ambientes que incentivaran la innovación y la colaboración, en una propuesta donde los valores y las marcas de la compañía están claramente reflejados.

L a multinacional de origen estadounidense Mondelez, especializada en el sector agroalimentario y reconocida por tener productos como Oreo, Milka y Trident, entre otros, tuvo la necesidad de ampliar su sede en Bogotá. El objetivo consistía en generar ambientes que incentivaran la innovación, la colaboración, y que a la vez transmitieran en el espacio físico los valores de la compañía y sus marcas.

Fotografía: Diego Rojas, Cortesía: ATXK.

Uno de los principales retos para la compañía ATXK, responsable de la construcción, fue realizar las obras de remodelación mientras los empleados continuaban sus labores. “No podíamos afectar su operación, por eso el proceso de obra tenía que ser impecable, debíamos pasar desapercibidos ante el cliente”, explica Carolina Gálvez, directora de ATXK Colombia.

En cuanto a diseño, debían “generar nuevos espacios de trabajo acordes con lo existente”, comenta Liliana Gutiérrez, directora y socia de Studiosur, firma encargada del diseño interior y de la identidad visual. La idea era crear nuevas zonas para la colaboración, la desconexión y la innovación, pero que aportaran a los flujos de trabajo que se viven en la
compañía.

El resultado de esta dinámica entre construcción y diseño son oficinas con espacios laborales integrados, que proporcionan una variedad de soluciones para el desarrollo de actividades individuales y en equipo, de colores vibrantes que se combinan con acabados neutros para lograr un ambiente acogedor. En estas áreas para la cocreación y la innovación, la identidad de la marca genera impacto. Finalmente, es un trabajo en tándem que da como resultado “un balance perfecto entre diseño, funcionalidad y calidad”, concluye Gálvez.

Fotografía: Diego Rojas, Cortesía: ATXK.