Una casa colonial de descanso, incrustada en una montaña y construida con tierra y arcilla de la región

Por V2com
/
Enero
5 - 2021
Crédito de la foto: Camila Cossio
Se encuentra a 1600 metros sobre el nivel del mar y tiene un microclima privilegiado ya que las temperaturas varían ligeramente a lo largo del año, fijando el promedio en 22 grados centígrados.

Valle de Bravo es un lugar de descanso de fin de semana debido a su lago, bosques de robles y pinos, y ríos. Con todo tipo de actividades al aire libre como paseos, excursiones en bicicleta de montaña, parapente y ala delta se realizan, la ubicación de CC dentro de este entorno privilegiado, en una colina que bordea la Reserva del Monte Alto, aprovecha las vistas completas del lago y del pueblo.

El terreno presentaba exigencias especiales ya que era alargado, con fuertes pendientes y muchos pinos y robles. Se decidió poner el programa arquitectónico manteniendo todos los árboles y sólo transplantando los pequeños, para lo cual jugamos con las geometrías de la casa y se construyó sobre columnas que permiten que los árboles permanezcan libres abajo. En la amplia terraza delantera, se diseñaron múltiples huecos para los troncos y ramas de los árboles, que no sólo los salvaron sino también generar sombra y verdor para la casa.

Organización de la casa

Se accede a la casa a través de la parte superior del terreno y se entra a través de un vehículo un camino estrecho y sinuoso que te lleva a una mini-rotonda y a un aparcamiento. Desde aquí se puede ver la fachada trasera de la casa, claramente sobria y minimalista, sin volúmenes de fase, con pocas ventanas pequeñas, todo de color rojo arcilla detrás de la densa vegetación. Es una invitación a descubrir la casa, revelando desde este punto, no mucho de lo que contiene.

Al entrar en CC en el nivel de la planta baja, el vestíbulo recibe y distribuye hacia la cocina, el aseo, la sala de estar y el comedor, así como las escaleras que conectan con la planta superior. El vestíbulo tiene una parte superior frente a una ventana donde apenas se puede ver una parte del lago y las montañas como si fuera una vista previa. Pasando este vestíbulo, se encuentra la sala de estar y el comedor en un espacio amplio y abierto que conecta con un íntimo patio trasero al este, así como una gran terraza abierta con una piscina y un jacuzzi al oeste con vistas al lago, la ciudad y las montañas. Al final de la terraza hay un puesto cubierto en forma de cuña con su chimenea que se convierte en el lugar ideal para disfrutar de la vista y el entorno natural pero al mismo tiempo protegido del sol y la lluvia.

Vea tambien: Edición del mes de julio Revista AXXIS

El comedor se abre a la terraza y al patio interior que está ventilado y bien iluminado. El patio interior es el lugar donde el sol brilla por la mañana y uno puede salir para café y el calentamiento, o por el otro lado, refugiarse del sol del oeste durante el por la tarde. Es un lugar monástico, sin vista, pero rodeado de vegetación, dando a la tranquilidad y paz para descansar en una hamaca. Por último, el salón y el comedor pueden abrirse con ventanas correderas para integrar la terraza, así como el patio trasero.

La cocina tiene una barra que se une a su propia terraza totalmente sombreada por varios árboles que la cruzan y generar un techo verde. Este bar sirve para pasar la comida a la terraza o simplemente para mantener al cocinero acompañado. La terraza tiene una amplia barra con una parrilla y un fregadero para cocinar fuera.

Desde el vestíbulo, las escaleras suben hasta el piso superior donde hay cuatro dormitorios. El principal, con una vista sin obstáculos de todo el paisaje con un gran baño con bañera y ducha y una ventana a su propia terraza El resto de los dormitorios tienen sus propias vistas y un toque especial, cada uno de ellos es un una experiencia diferente al dormir y al vivir.

Materialidad

Los materiales fueron cuidadosamente elegidos para tener un rango entre lo tradicional y lo industrial. Tradicionalmente, las paredes están hechas de tabiques rojos recocidos enlucidos con cemento y arena, los techos están hechos de vigas y tablones de madera de oyamel de la zona (con certificado de tipo FSC), suelos de paneles de barro y recinto de piedra volcánica en el interior, así como un techo de tejas de arcilla. Industrialmente, se consiguió una partición muy mecanizada, resistente para la durabilidad y con un mantenimiento reducido, ventanas con puente térmico y doble vidrio para reducir la necesidad de usar una chimenea en el interior, iluminación con leds, llaves de baño y muebles basados en la herrería con carpintería de chapa de madera.

Vea tambien: La transformación de una antigua fábrica de China en una oficina rodeada de un jardín

Recapitulación

En resumen, el interior de la casa se siente con el máximo confort térmico siendo fresco en verano y cálido en invierno sin necesidad de sistemas de acondicionamiento ambiental. Es un lugar con una clara intención de mirador, con varias vistas del paisaje natural y de la ciudad colonial desde la cima. Casa CC se genera un recorrido para ir descubriéndola poco a poco pero a la vez es práctica y sencilla, generando lujo en sus vistas y espacios.

Deja un comentario:

Send this to a friend