Ventana de Campeones: el monumento construido en homenaje al Junior de Barranquilla

Por Revista AXXIS
/
Diciembre
28 - 2020

VENTANA DE CAMPEONES, MONUMENTO CONSTRUIDO EN HOMENAJE AL EQUIPO JUNIOR DE BARRANQUILLA, SE HA TRANSFORMADO EN UN REFERENTE DE LA CIUDAD Y DE SU EVOLUCIÓN URBANÍSTICA. GRACIAS A SU VIDRIO REFLECTIVO Y TECNOLOGÍA LUMÍNICA OFRECE DIVERSAS EXPERIENCIAS A LO LARGO DEL DÍA.

Crédito de la foto: Tecnoglass

Con una promesa. Así comenzó la historia de este monumento dedicado al Junior de Barranquilla. “Se hizo a través de Twitter, y consistía en que si Julio Comesaña –director técnico del onceno– lograba traer la novena estrella, donaríamos una estatua en su nombre. Hoy contamos no solo con su escultura, sino con un lugar que recoge la historia del club, rindiéndole homenaje a su fundadora, jugadores, accionistas y, por supuesto, a su afición”, comenta Christian Daes, COO del Grupo Tecnoglass.

La Ventana de Campeones, diseñada por los arquitectos barranquilleros Miguel Ángel Cure y Pablo Andrés Castellano, y construida por Tecnoglass de la mano de sus empresas aliadas, es una estructura de 33 metros de alto, que marca el camino para el urbanismo en la ciudad al dar vida a un sector olvidado como la Isla de la Loma, que en un futuro se conectará con el renovado malecón.

“La ubicación es clave. Es el remate del malecón que se ha construido en los últimos años en Barranquilla. Se trata de un proyecto que funciona como punto de partida para el desarrollo de esta zona”, explica Miguel Ángel Cure, quien junto a Pablo Andrés Castellano ganó un concurso de arte público, iniciativa privada del Grupo Tecnoglass y realizado por la Sociedad Colombiana de Arquitectos, para el diseño de este monumento.

Los arquitectos aseguran que desde los primeros bosquejos tenían en mente la aleta de un tiburón, referente inmediato del Junior. “Pero le dimos un vuelco y la creamos a través de un vacío que perfora ese gran arco. Ese fue el punto clave”, dice Cure.

Vea tambien: Esta es la habitación de un hotel en EE.UU inspirada en la serie de Netflix Gambito de Dama

Otro factor relevante fue el color. “Decidimos presentar la propuesta con vidrios reflectivos, lo que permite percibir la estructura de formas distintas a diversas horas del día. Enmarca el entorno, la ciudad, el río, las nubes”, señala Castellano. En este punto fue vital la colaboración con Tecnoglass, pues las especificaciones del material eran muy puntuales. Optaron por una referencia laminada de 10 mm de espesor, con capa reflectiva Low-E R36/23. En total utilizaron 1.400 metros cuadros de este vidrio.

Para los sistemas de fachadas flotantes emplearon los vidrios de Energía Solar ES Windows, que también tuvo a cargo la instalación. El sistema de iluminación está conformado por 87.480 luces led RGB computarizadas, que llenan de color el monumento en las noches y lo vuelven dinámico y aún más atractivo.

Asimismo, la rotonda donde se encuentra ubicado ofrece diversas vivencias para los visitantes. “Pueden aprender del Junior. Es un museo al aire libre, ves las huellas de los jugadores, lees sobre la historia de las estrellas que ha ganado el equipo y te tomas fotos con el plantel a través de pantallas digitales. Además, ubicamos taludes para que las personas tengan el mejor ángulo al momento de sacarse una selfie con La Aleta de fondo”, afirma Cure.

DCIM\100MEDIA\DJI_0280.JPG

A tono con sus políticas del cuidado y protección del medioambiente, Tecnoglass contrató a una empresa que maneja concreto reciclado de demoliciones para crear las placas donde los jugadores más emblemáticos han empezado a poner sus huellas. En esa misma línea, los arquitectos incluyeron los 26 árboles nativos –ceiba pentandra– que estaban en el terreno en su diseño final. Ahora, plantados en el aro exterior, se incorporan al monumento.

Vea tambien: Grand Designs: otra sorprendente serie de Netflix para arquitectos y diseñadores

Para los arquitectos, “un ícono debe ser un elemento fácil de dibujar, hasta por un niño de cinco años”. La Ventana de Campeones logra ese objetivo a través de su composición formal. Prueba de ello son las constantes visitas, tanto de locales como de turistas. “Es la entrada de los que vienen de Santa Marta y del interior, a esas personas las recibe La Aleta”. Por eso, en los planes futuros está crear una zona de parqueo y “hacer una plaza sobre el bulevar que sirva para celebrar los triunfos del Junior”. Con todo ello, este sector olvidado se proyecta como eje de la ciudad.

DCIM\100MEDIA\DJI_0330.JPG

“Es un regalo para Barranquilla, porque los barranquilleros vivimos y morimos por el Junior. Nos llena de satisfacción ver cómo
la ciudad tiene más lugares emblemáticos que se han convertido en espacios perfectos y mágicos para compartir en familia. Hoy contamos con el malecón, el Pabellón de Cristal, la Ventana al Mundo y la Ventana
de Campeones
, entre muchos otros. Nos enorgullece ser parte de este cambio”, concluye Christian Daes. ■

Send this to a friend