COLOMBIANA EN EL MOMA

Por Texto: Mariana Arango R
/
Junio
9 - 2014
Ana Linares comenzó sus estudios de Diseño Industrial en la Universidad de Los Andes y los culminó en el Pratt Institute de Nueva York. Recién graduada una de sus sillas fue escogida para ser exhibida en La Semana del Diseño en Londres por el diseñador industrial Tom Dixon. Ahora, el Museo de Arte Moderno de Nueva York, MoMA, acaba de elegir una de sus creaciones de mobiliario para venderla en sus almacenes. AXXIS habló con ella.

El Museo de Arte Moderno de Nueva York, uno de los más importantes del mundo,  acaba de elegir su Duo Bookshelf (repisa de libros) para venderlo en su tienda de diseño.¿Qué significado tiene esto para usted a nivel profesional y personal?

Es un honor y un gran logro en mi carrera como diseñadora. Ser seleccionada por el Museo de Arte Moderno (MoMA) es el mayor reconocimiento para cualquier diseñador en el mundo, especialmente en el área de mobiliario ya que esta es  muy selectiva.

¿Cuáles son los requisitos para que una pieza pueda venderse en las tiendas del MoMA y quién se encarga de elegir ese mobiliario?

Mi repisa de libros fue seleccionada para hacer parte de una exhibición de producto que hacen una vez al año, donde seleccionan una ciudad del mundo y escogen diseños que representen esa ciudad. Anteriormente estas ciudades han sido México y Estambul entre otras.  Diseñadores de todas las áreas de Nueva York participaron en un “open call” (una convocatoria) para Destination: New York. Hace 9 meses nació mi primer hijo y ni me había enterado que el MoMA estaba haciendo este tipo de convocatoria porque normalmente ellos seleccionan el producto en ferias, pero es la primera vez en la historia que diseñadores produciendo y diseñando exclusivamente en Nueva York, podían participar y mandar sus diseños online. Después de haber recibido un email del MoMA con la buena noticia, me enteré que más de 1.000 personas participaron y de ahí solo seleccionaron a 30 diseñadores. Los productos fueron escogidos por un panel de jueces el cual incluye a la  reconocida curadora en el mundo del diseño: Paola Antonelli.

¿Cómo surgió la idea de crear esta pieza, está inspirada en algo en especial?

Quería desarrollar una forma diferente de sostener libros a la típica repisa horizontal y que estos parecieran flotando. Después de diferentes intentos, descubrí que los libros se pueden sostener con solo dos puntos de contacto, de ahí nació la idea. Yo me inspiro mucho en el origami, y el acero es el mejor material para crear la ilusión de un diseño que parezca hecho de papel. La repisa usa el mínimo de material (solo pesa 2 lb) y es capaz de sostener hasta 22 lb.

¿Qué quiere que la gente encuentre en esta repisa?

La repisa crea curiosidad, la gente siempre se acerca y se pregunta cómo es que funciona! Me encanta ver la interacción de las personas con mis diseños. Quiero que la gente se dé cuenta que hay una forma diferente de ver los libros en las paredes, que las paredes pueden verse más interesantes con un producto de diseño diferente a lo que uno compra en cualquier almacén.

¿Además del MoMA esta pieza de mobiliario se va a vender en otros lugares?

En este momento el MoMA también lo va empezar a vender en sus almacenes en Tokyo.

¿Cuántos años lleva viviendo y trabajando en Nueva York?

Vea tambien: Cielo rasos, la tendencia que está transformando la arquitectura en todo el mundo

9 años, empecé a trabajar en diseño desde que llegué.

¿Por qué escogió Nueva York para vivir y trabajar?

Es probablemente la ciudad que más me inspira para diseñar, donde la gente tiene la mente suficientemente abierta para nuevas ideas y para reconocer el talento de diseñadores pequeños.

¿Qué ha sido lo más difícil de su trabajo como diseñadora industrial?

He tenido mucha suerte de ser bien recibida en el mercado del diseño en Nueva York y en otros países como Inglaterra. La producción de mis objetos, que pensé que iba a ser difícil porque no quería producirlos en China, se convirtió en la cualidad más importante de mis diseños. Quería que fueran  hechos exclusivamente en Nueva York y se destacaran por ser creados localmente, esto ha atraído un mercado muy importante. Aquí especialmente, el mercado del diseño ha cambiado mucho y hoy en día el diseño local es mucho más valioso para cualquier persona que realmente valora el buen diseño. Esto me ha ayudado a que clientes como el Museo de Arte Moderno – MoMA, decidiera incluirme en su colección de productos.

¿Ha trabajado para otras compañías o marcas de diseño? ¿Cuáles?

Mi primer trabajo apenas llegué a Nueva York fue con Karim Rashid, con él estuve tres años mientras que estaba estudiando diseño Industrial en Pratt Institute. Trabajé muchos años para KnollMaterial ConneXion y Ralph Lauren. En el área de materiales y diseño le hago consultoría a marcas como PumaNikeStarbucksHerman Miller ySamsung. En este momento estoy haciendo consultoría de diseño y materiales para Philip Treacy, el famoso milenario irlandés, más conocido por diseñar sombreros para Alexander McQueen y la realeza Inglesa. Él ha sido mi mayor inspiración desde que empecé a estudiar Diseño Industrial en Bogotá.

¿Hace cuánto tiene su propio taller? ¿Dónde es?

Hace 7 años y queda en Brooklyn, Nueva York.

¿Qué otro tipo de objetos y piezas diseña?

Mobiliario y joyería.

Vea tambien: Barranquilla y su nueva edad dorada de arquitectura y diseño

¿Qué materiales utiliza y por qué?

Acero es el material que más utilizo por su maleabilidad.

¿Qué es lo que más disfruta diseñando y de su trabajo?

Me encanta explorar diferentes materiales y llevar estos a su máxima capacidad de funcionalidad.

¿Su trabajo ha sido influenciado por algún otro diseñador?

Si, Philip Treacy, él tiene la capacidad de crear sombreros, o en otras palabras, esculturas tridimensionales con los materiales más interesantes. Su proceso creativo es algo absolutamente espectacular.

Ahora mismo ¿qué planes tiene y en qué está trabajando?

Estoy desarrollando un par de productos de mobiliario y expandiendo mi línea de joyería.

Deja un comentario:

Send this to a friend