Diseño en tonos claros

Un apartamento con espacios limpios y abiertos, en el que predomina el blanco, sirve de lienzo para que el color lo aporten los accesorios minuciosamente seleccionados. 0

Dos poltronas de diseño francés con el estilo característico del mobiliario de mediados del siglo veinte, tapizadas en terciopelo con seda, se llevan el protagonismo en la zona social de este apartamento de 191 metros cuadrados ubicado en el séptimo nivel de un nuevo edificio residencial en Bogotá.

El piso, de listones de porcelanato español, tiene apariencia de madera color claro para contrastar con las paredes de mampostería blanca y, así, generar un marco neutro.

Para decorar la obra del arquitecto Gabriel Mora, la diseñadora Andrea Urrea canalizó los requerimientos de los propietarios, que consistían principalmente en crear un ambiente sofisticado con pocos objetos. Para empezar, vistió las ventanas de piso a techo con cortinas de Hunter Douglas que se asemejan a un velo de seda, seleccionó un papel de colgadura francés color taupe para dos muros estratégicos –en el hall de entrada y la sala– y marcó una continuidad en los colores para generar contraste.

La pintura azul noche de la pared de mampostería que enmarca el mueble blanco de la cocina se repite en las sillas cabeceras del comedor, en el volumen en el que está adosada la chimenea y en los dos pufs redondos de la sala ortogonal tapizados en microfibra italiana con apariencia de paño.

1

Este último espacio está compuesto también por un sofá gris, el que hace las veces de tono neutro para que los cojines sean los que confieran vitalidad al espacio.

En la habitación principal, también con piso de porcelanato, el toque cálido radica en una pared pintada de taupe que combina con una banqueta capitoneada de textura similar a la gamuza. Por su parte, un tapete alemán de la marca Kymo, hecho de seda, imprime brillo a la alcoba de tonalidades mate.

El color azul también está presente en el hall de entrada. Gracias a esta pintura la consola de madera, con textura de vetas en la superficie y soportes opacos, sobresale del papel de colgadura de la pared que se encuentra frente a la puerta del apartamento.

En el resto de los espacios predomina el blanco, color favorito de los propietarios, utilizado en la cocina abierta para que se vea clara y contraste con los electrodomésticos metálicos, la campana, la grifería y los herrajes alemanes. En el comedor la preponderancia está en la mesa y en las seis sillas, mientras que en la sala radica en un mueble de diseño español.

A diferencia del baño principal, que conserva la elección del blanco, el de emergencia apuesta a un mármol de tonalidades oscuras para romper con los lineamientos de la paleta de colores. De esta manera crea un nuevo concepto que no interfiere con la armonía de la vivienda, por el contrario, la complementa. Así, el apartamento es un gran lienzo para dibujar con buen diseño.

Destacada

//revistaaxxis.com.co

COMPARTIR