Estas son las ferias de diseño en Medellín

Con eventos como La Feria de Diseño y Medellín Design Week, la capital antioqueña le apuesta al diseño contemporáneo. La revista AXXIS estuvo en la feria y visitó diversas muestras independientes en el marco de esta celebración de la creatividad. 0

Como sede de una de las semanas de diseño más relevantes del país, Medellín ha puesto el nombre de Colombia dentro de las agendas de diseño latinoamericano. Con menos de una década de historia, eventos como Medellín Design Week y La Feria de Diseño de Medellín han impulsado este campo más allá de lo comercial. Aunque son eventos completamente independientes, ambos y de forma paralela invitan a que el diseño sea tema de conversación en la ciudad.

Conozca el espacio que reune lo mejor del diseño nacional e internacional en Medellín.

Días de feria

La séptima edición de La Feria de Diseño recibió un variado público, que fluctuó entre profesionales del medio en busca de propuestas y desarrollos innovadores, y visitantes curiosos que se dejaron sorprender por instalaciones diferentes a las usuales. La presencia de extranjeros, varios de origen escandinavo, reafirmó la posibilidad de catapultar a Colombia como fuente de nuevos recursos e ideas. Para Niels van der Wijk, fundador de Diseño de Holanda, compañía enfocada en promover y distribuir el diseño de ese país en nuestro territorio, el tema trasciende lo local. “Vemos una tendencia de internacionalización en Colombia y eso nos abre las puertas para intercambiar ideas y generar empleo al utilizar insumos nacionales y, con esto, apoyar el crecimiento de la economía”. Con la exhibición de los productos de la marca Planq, Van der Wijk planteó cómo desde la profesión se pueden resolver problemas tan relevantes como el manejo masivo de los residuos textiles, al transformarlos en un material para superficies y mobiliario.

Stand de Diseño Colombia en La Feria de Diseño.
Foto: @elbuenojo

Las puestas en escena de Hechizoo, de Jorge Lizarazo y Diseño Colombia, una propuesta de Artesanías de Colombia, permitieron una experiencia más táctil y cercana a la vida doméstica, sin perder ese hilo conductor único que transmite el trabajo artesanal contemporáneo. En un espacio diminuto, el estand de la marca colombiana Vrokka, liderada por el diseñador santandereano Juan Carlos Franco, de la mano del diseñador mexicano José Bermúdez, logró sintetizar el discurso de lo que significa el diseño joven latinoamericano. Por medio de maderas claras que contrastaban con un verde oliva petróleo transmitieron un mensaje de menos es más, y la importancia de saber editar en este campo. Desde una estética de influencia danesa, la colección Fauna, de Franco y Bermúdez, pretende crear conciencia sobre tres especies animales nativas de Latinoamérica en vías de extinción.

Tapete de Hechizoo. Foto: @elbuenojo

En otro pabellón y en contraste con ese lenguaje europeo de Vrokka, marcas como Tucurinca y Verdi se aferraron a las raíces de la cultura colombiana, pero las dirigieron hacia un público internacional al manejar colores de paletas nativas, con líneas simples y puras. De lo práctico y cercano se encargaron firmas como La Geppetería, Muma y Corona, que enfatizaron en el valor intrínseco de un buen diseño en la vida diaria. Con un total de 170 expositores dispuestos en los tres pabellones principales de Plaza Mayor, este año La Feria de Diseño recibió alrededor de 18.000 visitantes. Adicionalmente, ofreció una agenda académica compuesta por charlas y talleres con invitados locales e internacionales, y los organizadores experimentaron un nuevo formato de intercambio social y comercial con la apertura del Salón Naranja, que presentó áreas de networking y workshops.

Florero Koinobori  Diseño de Fango Studio Cerámica Foto: @elbuenojo

 

Cojines Camino Diseño de Tomás Vera para Verdi. Fibra de plátano, algodón he hilos metálicos.

Poltrona Madre Diseño de Rafael Zúñiga para Tucurinca. Estructura de acero tejida en cordón de PVC Foto: @elbuenojo

“Alemania, Italia, México, Brasil, Chile y Argentina cuentan con importantes ferias enfocadas en este tipo de diseño. Queremos que, con La Feria de Diseño, Colombia pueda estar a la altura de estos países y se convierta en un epicentro creativo”, asegura la directora comercial del evento, Juana Montoya. Para algunos expositores recurrentes, como el director creativo de Tucurinca, Rafael Zúñiga, el certamen es una buena vitrina para promocionar su producto. Sin embargo, siente que en esta última edición la ausencia del diseño independiente se hizo notar y dejó un vacío creativo dentro de la curaduría.

Este es el edificio de Medellín que está inmerso entre matorrales. 

En la periferia

En medio de un ambiente festivo y relajado, paralelo al movimiento masivo del recinto ferial, el barrio Manila acogió invitados como la marca europea Normann Copenhagen. Por medio de una charla, los daneses inspiraron a jóvenes estudiantes a romper las barreras de espacios, recursos e idiomas para lanzarse a diseñar sin temores. Dos pisos más abajo del encuentro con la firma danesa, cuatro carpas cubrían la muestra de diseño gráfico e ilustración más grande de la ciudad. Allí, trabajos como el de Julián Bermúdez, de Primario Diseño, y el de David Avend nos recordaban el arte de contar historias sin palabras. Finalmente y con solo cruzar la calle, en una bodega de gran formato, los antioqueños Claudia Correa y Francisco Agudelo recogieron en una muestra a los mayores representantes del diseño independiente colombiano actual. Todos estos eventos alternos estuvieron cobijados por el Medellín Design Week, que experimenta con formatos más cortos y de mayor regularidad durante el año.

Lámpara de piso Segmento Diseño de Carolina Bianchini & Simón Abad para Plano Diáfano Roble. Acero, acrílico e iluminación LED. Foto: Plano Diáfano

 

La colección Fauna es un proyecto colaborativo entre Vrokka y José Bermúdez que, por medio de la talla en madera, interpreta de forma abstracta el ojo de anteojos colombiano, el guacamayo azul brasilero y el ajolote mexicano. Todas estás especies están en vía de extinción. Foto: Yohan López y José Bermúdez

 

Mesa de comedor Eva Diseño de Juan Camilo Fernández para la Geppetería. Neolith, abedul contrachapado y tubería metálica Foto: @elbuenojo

Foto: Normann Copenhagen.

COMPARTIR